Juan Carlos Meana. NOS[ YO ]OTROS

Desde: Viernes, 07 Junio 2019

Hasta: Domingo, 15 Septiembre 2019

El artista plantea cuestiones vinculadas con la identidad propia e individual, en relación con la sociedad y los sistemas de poder

Comisario: José Ángel Artetxe
Exposición producida por Artium

La muestra NOS[ YO ]OTROS, que presenta la obra última de Juan Carlos Meana (Vitoria-Gasteiz, 1964), al tiempo que contiene algunos elementos reconocibles (asta de bandera, espejos, platos…) de su factura, incluye tres piezas a modo de nexo con anteriores estadíos en la evolución de su trabajo. Son el vídeo Confidencias del deseo (2007), la fotografía Sin país (2012) y la pieza escultórica Faltan héroes para darle la vuelta al mundo (2012-2018).

NOS[ YO ]OTROS, profundiza en las principales inquietudes de Meana por trazar una contrahistoria que pugne por desbrozar la ruina de la épica y de las grandes certezas. Somos individuos y también formamos parte de la colectividad, una doble vertiente que le mueve al análisis de un precario y frágil presente, erigido en constructor de la identidad. ¿Hemos de dar prioridad a los conflictos políticos o a los culturales? ¿No son, sin embargo, inseparables? Si nos interrogamos sobre ello, habremos de estar dispuestos a admitir errores y a descubrir los puntos ciegos de la propia socialización o el propio entorno.

Meana ahora acrecienta el uso de medios, técnicas y disciplinas, entre los cuales se descubren nuevos materiales (jabón, casquillos de balas, herramientas de medición, mármol…) que cumplen una función casi de unidad icónica para unas piezas «fuera de formato». Son las vainas de balas y proyectiles como violencia extrema del sistema, o los jabones que aparecen usados, aludiendo a los conflictos ante los cuales nos hemos lavado las manos; y los jabones en barra, aludiendo al proceso industrial basado en grasa humana (nazismo), también resultado de esfuerzo y coste humano.

NOS[ YO ]OTROS trata sobre la relación del individuo, del sujeto con la comunidad. Una relación no siempre cómoda, a veces conflictiva, que marca los límites identitarios en relación al exterior: las fronteras, lo extranjero; y en relación al interior: cuáles son los modos de organización social internos para que el sujeto no pierda su identidad y ayude en su construcción al desarrollo de una comunidad. Estos elementos constitutivos de la identidad están siempre en proceso y pasan por una dimensión ética para con uno mismo, buscando la identidad personal; una dimensión política para con la pluralidad de los otros y una dimensión ecológica o de relación con el entorno, con el mundo y el cosmos.

Dividida en seis series (Laboratorio de conflictos, Comunidad, Pertenencia, Asépticos, Después de Narciso y Creencias) recoge elementos variados que, en su disposición, sugieren simbólicamente esa tensión. Las diferentes series conviven entre sí mezclándose en la exposición aludiendo a varios aspectos y matices.

Juan Carlos Meana pertenece a una generación de artistas alaveses que comparte, al menos, tres rasgos comunes: 1) formados, en la década de los 80, en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad del País Vasco, 2) iniciados en su andadura profesional en torno a las vitorianas Trayecto Galería y Sala Amárica y 3) que, de forma paralela, ejercen la docencia desde los años 90 en la Facultad de BB. AA. de la Universidad de Vigo, en la que Meana es Profesor del Departamento de Pintura.

Iniciado en la pintura, su trabajo en el espacio ampliado de la escultura, como fue denominado en alguna ocasión, o en el ámbito de la instalación se hizo reconocible por incluir molduras de escayola y enseres domésticos, espejos, astas sin enseña y banderas que recuerdan a sudarios, así como vitrinas que cuestionan o dificultan la observación. En piezas de aspecto siempre frágil y precario, austero y silente. Ocupándose de temáticas que van desde la mirada como instrumento de conocimiento, el mito de Narciso (de cuya serie podemos ver un vídeo en la exposición) o el sujeto, hasta el proceso creativo, la identidad personal y sociopolítica o el poder. Presentando las piezas, que en todo momento— más que como obras concluidas— funcionan a modo de ensayos en una espera posibilitadora del avance y la creación, mediante la reincidencia en un espíritu y en unos planteamientos que conllevan la puesta en crisis del pensamiento y de la obra misma. De este modo, Meana concibe el arte como forma de conocimiento a la búsqueda de poder construir un saber que incluya lo desconocido, la incertidumbre siempre, algo más por alcanzar. El cuestionamiento del origen y el empeño por lograr algo nuevo son pasos constitutivos del acto creativo, unidos a su vez al extrañamiento de la creación, la conciencia del fracaso, de que el proyecto no se verá plenamente cumplido, para ofrecer la creación como experiencia del artista y demandar que la experiencia sea completada en la contemplación por parte del espectador.

Folleto de la exposición   Textos en sala  Información sobre el artista en DokuArt 

Programa de inauguración 

Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto