Grey Flag 2018-2019. Palimpsesto

Desde: Jueves, 20 Septiembre 2018

Hasta: Domingo, 28 Julio 2019

Desde el lenguaje del arte y desde el cómic, Artium propone un acercamiento a obras maestras de la Historia del Arte.

El proyecto alternará a lo largo de este recorrido, conviviendo entre ellas, las propuestas de los autores de uno y otro campo desde la práctica del apropiacionismo. Un tipo de diálogo que —por principio— cuestiona, valora, analiza y/o, critica la herencia cultural recibida. La controversia ha acompañado a esta práctica que choca con nuestro sistema de saber colectivo…, la visión romántica del autor, el genio individual, la propiedad, el sistema de validación del arte, la institución o la propia explotación económica, y propone a cambio un diálogo abierto con la historia regenerando semánticamente esas imágenes. Una práctica que tiene que ver con ofrecer vectores de resistencia a las formas constituidas de poder.

Ana Román. Eva siente el sonido del pecado. Una relectura de Adán y Eva de Alberto Durero

En 1507, Alberto Durero pintó dos de sus obras más reconocibles, que hoy se encuentran en el Museo del Prado. Los retratos de Eva y Adán constituían un estudio formal y antropológico de la belleza, de las proporciones perfectas en el ser humano. El tema de «Adán y Eva», alejado de cualquier intencionalidad religiosa, era un recurso de acceso a los cuerpos desnudos del hombre y la mujer y, a través de la manzana, la reivindicación del conocimiento y la ciencia. Este fin último en la obra de Durero no se aleja demasiado de las intenciones mostradas por Ana Román en Eva siente el sonido del pecado (2018), donde cita literalmente a su antecesora. A la autora bilbaína, el recurso a la mecánica le ha servido para gestionar o trasladar aquello que el género humano ha necesitado y deseado. La máquina Eva se muestra como origen y reivindicación de la mujer, un elemento cargado de energía y potencialidades, al tiempo que corrige, como señala Eduardo López en su texto sobre esta pieza, un error flagrante del artista alemán del renacimiento y elimina definitivamente su ombligo.

Ana Román (Bilbao, 1962), es licenciada en BBAA por la Universidad del País Vasco. Completa su formación en la Universidad Ghk de Kassel (Alemania). Con una dilatada experiencia expositiva, ha compaginado su obra con la realización de talleres pedagógicos en diversos museos de su ciudad. Entre sus proyectos recordamos Iron Flowers (2015), Little Box (2013), I am a machine (2011) o Sweet machine (2007), en cuyos títulos podemos sentir el imaginario que recorre su obra. A través de sus máquinas, encontraremos la memoria de las vanguardias, nombres como Balla o Depero, investigaciones formales de la Bauhaus o del constructivismo, la presencia de Duchamp o del mismo Picabia, obras en las que reconocer, cuestionar, pensar o «reír» la realidad.

Mauro Entrialgo. La serpientita. Una relectura de El balandrito de Joaquín Sorolla

Grey Flag Mauro Entrialgo La SerpientitaMauro Entrialgo (Vitoria-Gasteiz, 1965) trabaja desde hace dos décadas en El Jueves y es miembro fundador de la revista TMEO. Ha publicado más de cincuenta libros de historietas, grabado media docena de discos, estrenado cuatro obras de teatro y escrito un largometraje comercial. También pinta murales, edita piezas de videoarte doméstico y lleva años elaborando una propuesta de teoría sobre la construcción del discurso humorístico. En su tarjeta de visita pone «dibujante entre otras cosas».

En La serpientita (2018), Mauro Entrialgo reinterpreta y actualiza en clave de divertimento gráfico pop la obra El Balandrito (1909) de Joaquín Sorolla. Este es uno de los cuadros más populares de Sorolla y claro ejemplo de su trabajo, en el que las sensaciones son las protagonistas. Mauro huye del naturalismo de Sorolla para situarse en su antípoda, plasmando el pensamiento mágico del niño retratado.

Selección y texto: Iñaki Larrimbe

Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto