Sobre La Colección

Desde que a mediados de los años 70 del pasado siglo la Diputación Foral de Álava iniciara una política sistemática y sostenida de adquisiciones de obras de arte contemporáneo, el fondo de la hoy denominada Colección ARTIUM no ha dejado de crecer hasta convertirse en una de las colecciones de referencia en su género.

La Colección ARTIUM está integrada por alrededor de 3.000 obras de arte, en las que están representadas todas las técnicas utilizadas en la creación contemporánea, desde la pintura y la escultura hasta la fotografía, el vídeo y la instalación, así como los creadores que han escrito y escriben la historia del arte de los siglos XX y XXI en el País Vasco y en España, desde las primeras vanguardias hasta la más candente actualidad. Más recientemente, ARTIUM ha iniciado la adquisición de obras de artistas internacionales, con el fin de dotar a la Colección de un contexto más amplio.

Entre los artistas españoles, destacan nombres como Salvador Dalí, Pablo Picasso, Joan Miró, Pablo Gargallo o José Caballero, pertenecientes a las primeras vanguardias; Antoni Clavé o Antonio Saura, de la renovación española; otros, por citar algunos, como Antoni Tàpies, Joan Brossa, Manuel Viola, Rafael Canogar, Pablo Palazuelo, Jorge Oteiza, Rafael Ruiz Balerdi, Eduardo Chillida o Andrés Nagel, surgidos de generaciones posteriores; los creadores ya consolidados del presente, Txomin Badiola, Darío Urzay, Miquel Barceló, Cristina Iglesias o Elena del Rivero, entre otros; sin olvidar una decidida apuesta por los nuevos valores y estilos emergentes. De los internacionales, Bill Viola y Fabian Marcaccio, entre otros; todos ellos dan cuerpo a un fondo llamado a crecer y evolucionar.

El núcleo principal de la Colección ARTIUM lo constituye el fondo coleccionado por la Diputación Foral de Álava, aunque a lo largo de los últimos años se han producido ingresos de obras notables y numerosas procedentes de depósitos y donaciones realizados por coleccionistas privados e instituciones públicas. Las adquisiciones aprobadas por la Fundación ARTIUM se hacen bajo un triple criterio:

  • Obras pertenecientes a las vanguardias históricas anteriores a la guerra del 36-39, que actúa como pórtico de la Colección, ejemplos elocuentes del surrealismo, el cubismo, el expresionismo y otras tendencias.
  • Piezas de las décadas comprendidas entre 1940 y 1990, incluyendo obras de los pocos artistas tanto vascos como del resto de España que al día de hoy todavía no pertenecen a la Colección, así como segundas, terceras o cuartas obras correspondientes a diferentes épocas de artistas que ya están representados en los fondos del museo.
  • Obras pertenecientes a la creación más actual, tanto de creadores jóvenes de diversos orígenes con una incipiente trayectoria o nuevos nombres en el panorama del arte contemporáneo.

La Colección confiere a ARTIUM una identidad propia y un carácter diferencial, aunque también complementario, respecto a otros museos del País Vasco y de España. En todo caso, se trata de un patrimonio singular y único que el centro-museo tiene la obligación de ampliar, conservar, investigar y también difundir.

Todo ello se materializa en las distintas exposiciones en las que ARTIUM muestra su Colección, siguiendo trazados argumentales variables. La exposición se modifica aproximadamente cada año, con el fin de mostrar diferentes obras de la nutrida Colección y, por otro lado, poner de manifiesto las posibilidades narrativas del arte del siglo XX. Los fondos propios del centro-museo integran en ocasiones otras exposiciones para su exhibición dentro (exposiciones de cámara o temáticas de menor dimensión) o fuera de ARTIUM.

Share |