Sobre el edificio

ARTIUM está situado en el centro de Vitoria-Gasteiz, junto a su Casco Medieval y a las zonas social y económicamente más dinámicas de la ciudad. El museo conforma, además, un eje cultural con el Centro Cultural Montehermoso y el conjunto de museos (Naipes, Arqueología, Ciencias Naturales) ubicados en el Centro Histórico.

El centro-museo ocupa un espacio trapezoidal, casi rectangular, limitado por las calles Francia, La Paloma, La Esperanza y Prudencio María Verástegui. En ese lugar, el arquitecto José Luis Catón optó por crear un amplio espacio de uso público, que, como sucediera en el siglo XVIII con la Plaza de España y la Plaza de la Provincia, actuara como punto de expansión social y urbanística para un entorno densamente habitado. Por otro lado, este gran espacio público permite a Artium mostrar algunas obras básicas de su Colección.

El paseante encuentra aquí, en permanente diálogo, tres esculturas de tres de los más grandes artistas del siglo XX: Richard Serra (Finkl Octagon, 1991), Jorge Oteiza (Mirador mirando, 1958) y Eduardo Chillida (Elogio de la Arquitectura XIV, 1994). La plaza acoge también una gran obra de Vicente Larrea (Broca kenkenes, 1976) y una monumental escultura de Miquel Navarro (La mirada, 2001). Artium ha preparado una publicación sobre estas obras que puede también consultarse en línea (en flash o en pdf)

El edificio se organiza en torno y por debajo de esa plaza: como en una bodega, buena parte de sus espacios se encuentran bajo la superficie. En el Oeste, un gran cubo de hormigón blanco alberga el acceso principal al centro-museo y a algunos espacios y servicios complementarios: el vestíbulo principal, el Auditorio, la Sala Plaza, el restaurante Cube ARTIUM y la taquilla y la consigna, entre otros.

En el vestíbulo principal comparte protagonismo el gran "Mural cerámico" de Joan Miró y Llorens Artigas y la monumental escultura "Un Pedazo de Cielo Cristalizado", de Javier Pérez. Un descenso de siete metros bajo el nivel del suelo conduce a la Antesala del centro-museo, el lugar desde el que se accede a las salas de exposiciones. La artista Anabel Quincoces ha creado para este espacio la obra Water Flames (flowing), un conjunto escultórico de piezas de vidrio soplado cuyos característicos tonos azules y verdes recuerdan al fondo marino. A derecha e izquierda de este espacio, los accesos a la Sala Sur y la Sala Norte, que se extienden bajo la plaza y comunican con otras dos salas de exposición, la Este Baja y la Este Alta, con quienes forman una suerte de "U".

Sobre las Salas Este Baja y Este Alta se levanta, de nuevo en la superficie, el edificio de granito gris que cierra el trapecio de la plaza y que contiene los espacios para talleres didácticos y para el Taller de imagen, la Biblioteca y Centro de Documentación, así como los servicios administrativos del museo.

Share |